Ir a contenido

Rojeces y rosácea

Las pieles sensibles tienden a experimentar rosácea y rojeces a causa de la fragilidad y la facilidad con la que se irritan. Algunos factores comunes que causan este tipo de afecciones son la alteración de la barrera cutánea, algunos cosméticos agresivos o con ácidos y la exposición al sol. Uno de los puntos más importantes es aplicar protección solar diariamente y cada dos horas si vas a exponerte de forma directa al sol. Elegir productos con ingredientes calmantes y naturales es clave para evitar reacciones cutáneas y alterar la zona.