Ir a contenido

Pieles sensibles

Las pieles sensibles son aquellas que reaccionan con facilidad a factores externos con picores, rojeces en la piel, calor y sensación de cosquilleo. Esto se debe a que hay una alteración en la barrera protectora de la piel. Una piel sensible puede experimentar rosácea, eczema o dermatitis seborreica. Es recomendable utilizar productos para piel sensible libres de ácidos y suaves, como los naturales. Descubre nuestra selección.