Lack of brightness

Various factors such as fatigue due to lack of sleep, poor eating habits, pollution and premature aging of the skin cause what we know as dull skin. To recover that radiance, in addition to the choice of products to give luminosity to the face is to moisturize your skin, both with moisturizing creams and drinking enough water a day, eating a healthy diet, practicing sports and sleeping 7 to 8 hours.
Price Reset
0
200
Price: € 0 – € 200
Sort by
Filter and sort
Filter and sort

109 products

Category
Product type
Concern
Skin type
Brand
Price

109 products

Show more

¿Cómo iluminar la piel cansada y opaca?

Si la apariencia de tu cutis luce cansada y sin brillo, sigue estos pasos para prevenir la opacidad cutánea y mantener la luminosidad:

1. Establece una rutina facial adecuada: la implementación de una rutina equilibrada acorde a tu tipo de piel resulta crucial para purificar las impurezas, eliminar células muertas y nutrir las áreas secas. Todos estos aspectos pueden incidir en la carencia de luminosidad.

2. Retira el maquillaje antes de dormir: eliminar el maquillaje, la grasa y las impurezas acumuladas durante el día ayuda a restablecer el equilibrio del pH cutáneo, contribuyendo a que luzca saludable y radiante.

3. No descuides la protección solar: la exposición a los rayos UV constituye una de las principales causas de los primeros signos de envejecimiento, como la opacidad cutánea.

4. Hidratación diaria: mantener una hidratación adecuada en la piel es una medida eficaz para prevenir la opacidad relacionada con la disminución de la humedad. Aplica productos hidratantes tanto por la mañana como por la noche. Además, asegúrate de beber suficiente agua, ya que esto contribuye a elevar los niveles generales de hidratación en el cuerpo.

5. Adopta un estilo de vida saludable: evita el tabaco, el estrés, la falta de ejercicio y una alimentación basada principalmente en alimentos procesados con elevados niveles de azúcar, sal y grasas pueden afectar negativamente la luminosidad de tu piel.

¿Cuáles son las causas por las que la piel luce apagada?

Para iluminar una piel cansada desde el interior, resulta fundamental entender por qué la tez puede haber perdido su luminosidad natural. Las causas de la piel opaca pueden ser:

- Deshidratación: cuando la piel experimenta falta de hidratación, suele presentar un aspecto seco y apagado. La capa externa de la piel debe mantener un contenido de agua entre el 10% y el 15%. Si este nivel desciende, la piel puede deshidratarse, contribuyendo a una apariencia opaca.

- Daños por la exposición solar: aunque a primera vista el bronceado pueda transmitir una piel de apariencia saludable, en realidad es un indicativo de daño solar. El bronceado u otros daños solares pueden hacer que la piel adquiera rápidamente un aspecto opaco y fatigado.

- Contaminación: además de la radiación UV, la piel se encuentra en contacto diario con agresores externos que pueden ocasionar daños por radicales libres, contribuyendo a decoloraciones, señales de envejecimiento y pérdida de luminosidad.

- Envejecimiento: a medida que envejecemos, la piel tiende a volverse gradualmente más delgada y produce menos cantidad de grasa.

- Clima: el clima seco y el frío ejercen un papel significativo en la apariencia y textura de la piel. La exposición a niveles bajos de humedad, ya sea durante el frío o en entornos desérticos, puede afectar el equilibrio de la humedad y la textura cutánea en cuestión de horas.

Trucos y tratamientos para acabar con la piel apagada

Paso 1: Rutina de Cuidado de la Piel: limpia, exfolia e hidrata

Implementar una rutina equilibrada es esencial para contrarrestar la falta de luminosidad. Incluye la limpieza de impurezas, la eliminación de células muertas mediante exfoliación y la hidratación de las áreas secas.

Paso 2: Exfoliación suave e hidratación antioxidante

Combina el cuidado facial con técnicas exfoliantes e hidratantes. Comienza eliminando las células muertas con exfoliantes suaves (dos veces por semana). Luego, añade una crema hidratante natural con antioxidantes como la vitamina C, que promueve la luminosidad, elimina manchas, suaviza la textura y estimula la producción de colágeno y elastina.

Paso 3: Hidratación Intensa y Protección

Para evitar que la piel se reseque, especialmente después de exfoliar, utiliza sérums, protectores solares o cremas hidratantes que combinen ingredientes humectantes con componentes calmantes de origen natural como vitamina E o aloe vera.

Paso 4: Tratamiento completo

En la noche, potencia la reparación natural de tu piel aplicando retinol. Aprovecha los mecanismos de regeneración del cuerpo para lograr un efecto rejuvenecedor más poderoso, reduciendo arrugas y manchas.

Siguiendo estos pasos, lograrás hidratar y reparar la luminosidad de tu piel y decir adiós al aspecto apagado.